Buscar
 

San Dámaso I

Fiesta: 11 de Diciembre    304 - † 384

ació aproximadamente en el año 304. Su padre, Antonio, probablemente era español; el nombre de su madre Lorenza, hasta hace poco no era conocido. Dámaso podría haber nacido en Roma; lo cierto es que creció allí prestando sus servicios a la iglesia de San Lorenzo mártir. Fue elegido por gran mayoría Papa el 1 de octubre del año 366. Hizo honor a su nombre, que significa "domador", porque tuvo que sofocar una sangrienta rebelión que en Roma se levantó contra Él, ya que una pequeña minoría encabezada por un tal Julio protestó y manifestó su desagrado mientras elegían a su oponente, Ursino, que aunque sólo había reunido unos cuantos votos se alzó contra Él como antipapa. Dos años necesitaría Dámaso para imponerse en la contienda; los enfrentamientos entre ambos bandos cobraron tal violencia y fueron tan sangrientos que en una de aquellas batallas campales se recogieron 137 muertos en un solo día. Sus adversarios llegaron a acusarle de asesinato y Dámaso tuvo que defenderse ante un tribunal imperial.

SAN DÁMASO I, Papa

Tuvo como secretario al gran San Jerónimo, al cual le encargó que tradujera la S. Biblia al idioma popular, y esta traducción llamada "La Vulgata", fue la que empleó la Iglesia Católica durante 15 siglos. En estos años la Iglesia había logrado una nueva dimensión religioso-social, convirtiéndose en un componente de la vida pública. Los obispos escribían, catequizaban, amonestaban y condenaban pública y libremente.

En el año 380, con ocasión del sínodo de Roma, el Papa Dámaso expresó su agradecimiento a los jefes del imperio que habían devuelto a la Iglesia la libertad de administrarse por sí misma. Con esta libertad conquistada, los antiguos lugares de oración como las catacumbas se habrían arruinado si este extraordinario hombre de gobierno no hubiera sido al mismo tiempo un poeta sensible a los antiguos recuerdos y a las gloriosas huellas dejadas por los mártires. Efectivamente, no sólo exaltó a los mártires en sus famosos “títulos” (epigramas grabados en lápidas), sino que los honró dedicándose personalmente a la identificación de sus tumbas y a la consolidación de las criptas en donde se guardaban sus reliquias.

Murió el 11 de Diciembre del 384 y fue enterrado en una pequeña iglesia que había mandado construir con ese fin en la vía Ardeatina, junto a los restos de su madre, Lorenza y su hermana, alejado de las tumbas de los Santos famosos de Roma. Después construyeron sobre su sepulcro la basílica llamada San Dámaso.