Buscar
 

San Fermín

Fiesta: 7 de Julio    

Este Santo es el famoso patrono de las "Corridas de San Fermín" en España. Su nombre proviene de "Firmus", el firme, el valeroso.

Según todos los hagiógrafos es un Santo de los primeros tiempos del cristianismo, sin que haya sido posible hasta el presente fijar las fechas. Según las Acta Sanctorum de San Honesto, aceptadas y reproducidas por los Bolandistas, los padres de San Fermín fueron Firmo y Eugenia, ambos paganos.  Su culto y sus fiestas son especialmente relevantes en Pamplona desde 1717, año en que el 7 de julio se consagró la capilla de San Fermín, construida con las aportaciones de los navarros de todo el mundo, y se trasladó a ella la efigie conteniendo las reliquias del Santo. Desde entonces, cada 7 de julio se celebran en Navarra las fiestas en que se conmemora este acontecimiento.

San Fermín

Las fiestas comienzan con el “chupinazo” o cohetes lanzados desde el balcón del Ayuntamiento. Desde este instante hasta la tarde, en la iglesia de San Lorenzo, donde tienen lugar la vísperas cantadas por alguna coral de la ciudad, todo es bullicio y alegría. Al comenzar el encierro por la mañana, de unos 830 metros de recorrido, todos los mozos cantan al San Fermín su protección.

Su madre, convertida al cristianismo, encargó la educación de su hijo adolescente al presbítero Honesto, que más tarde sería obispo y más tarde recibiría la corona del martirio. Los progresos de Fermín en los estudios sagrados fueron tan espectaculares, que a los dieciocho años era ordenado presbítero. Y siguió creciendo en ciencia y virtud, de manera que a los pocos años era ordenado obispo sin sede asignada. Fue destinado por sus superiores a la evangelización del norte de las Galias y se dedicó a la predicación con extraordinarios frutos, por lo que fue señalado como víctima preferente en la persecución contra los cristianos. Construyo un templo en Amiens (Francia), y en esa ciudad convirtió muchos paganos al cristinanismo. En Amiens recibió también el martirio por proclamar la fe en Jesucristo.

Predico, San Fermín, con mucho fruto en las regiones de Pamplona y Navarra y logró dejar ahí muchos sacerdotes fervorosos, los cuales reafirmaron la fe católica en aquellas tierras. Más tarde el jefe pagano de Amiens le ordeno que dejara de predicar la religión de Cristo. Como Santo no quiso dejar de predicar la verdadera religión., entonces el gobernador le mando cortar la cabeza. Y así obtuvo lo que más quería en toda su vida : derramar su sangre por Jesucristo y llegar a ser mártir de nuestra Santa religión. Ahora es patrono de Amiens y de Pamplona.