Buscar
 

San Francisco de Asís

Fiesta: 4 de Octubre    1182 - † 1226

ació en Asís (Italia) en 1182. Hijo de familia rica. Su padre era un rico mercader llamado Pedro Bernardone y el nombre de su madre era Pica. Recibió una educación como correspondía a su nivel. Pero su ingenio no estaba en los conocimientos ni en el poder, sino en la conducta: en su manera de estar consigo mismo, con los demás y con la naturaleza. Revolucionó profundamente la manera de vivir la religión, a la que descargó de mucho peso muerto, y redimensionó la vida. Desde muy joven rompió moldes. Recorría las calles de Asís gritando jovialmente: "Paz y bien" (saludo franciscano que hizo fortuna y que todavía está en uso). Y no era visto como un loco o un excéntrico, sino que inspiraba admiración y adhesión. Una sencillez bondadosa resplandecía en Él: era admirado y amado.

En 1202 fue encarcelado por unos meses a causa de su participación en un altercado entre las ciudades de Asís y Perugia. 

Tras este lance, aquejado por una enfermedad e insatisfecho con el tipo de vida que llevaba, decidió entregarse al apostolado y servir a los pobres. En 1206 renunció públicamente a los bienes de su padre y vivió a partir de entonces como un ermitaño. Abrazó la pobreza y vivió una vida evangélica, predicando a todos el amor de Dios. Dio a sus seguidores unas sabias normas, que luego fueron aprobadas por la Santa Sede. Inició también una Orden de religiosas y un grupo de penitentes que vivían en el mundo, así como la predicación entre los infieles.

Llegó a ser conocido como el Pobre de Asís por su matrimonio con la pobreza, su amor por los pajarillos y toda la naturaleza. Son famosas las anécdotas de los pajarillos que venían a escucharle cuando cantaba las grandezas del Señor, del conejillo que no quería separarse de Él y del lobo amansado por el Santo. Algunos dicen que estas son leyenda, otros no.

Murió el 3 de octubre de 1226, después de escuchar la lectura de la Pasión del Señor según San Juan.Tenía 44 años de edad. Sus hermanos llevaron al día siguiente el cadáver en solemne procesión a la iglesia de San Jorge, en Asís. Ahí estuvo depositado hasta dos años después de la canonización. En 1230, fue secretamente trasladado a la gran basílica construida por el hermano Elías.