Buscar
 

San Juan de Ávila

Fiesta: 10 de Mayo    1500 - † 1569

ació en Almodóvar del Campo (Ciudad Real - España), en la jurisdicción de Toledo el 6 de enero del año 1500. Sus padres, Alfonso de Ávila y Catalina Gijón, poseían unas minas de plata en Sierra Morena. Empezó a estudiar leyes en Salamanca en 1514, pero lo dejó, empujado por su devoción, y se retiró a su natal Almodóvar, donde hizo vida de dura penitencia. Marchó a estudiar artes y teología a Alcalá de Henares (1520-1526). Allí  trabó amistad con Don Pedro Guerrero, futuro Arzobispo de Granada; durante su estancia allí fallecieron sus padres y, al ordenarse sacerdote en 1526, celebró en su memoria su primera misa en Almodóvar del Campo, vendió todos los bienes que le habían legado y repartió el dinero a los pobres, para después dedicarse enteramente a la evangelización empezando por su mismo pueblo.

San Juan de Avila

El grupo sacerdotal de Juan de Ávila se formó en Granada hacia el año 1537. Los sacerdotes operarios, que se dedicaban a la predicación, vivían en comunidad, bajo la obediencia del maestro Ávila. Él les aconsejaba robustecer su vida interior: recibir frecuentemente la confesión y comunión, hacer dos horas de oración de mañana y tarde, y estudiar el Nuevo Testamento. Juan acudió a Baeza (Jaén) en 1539, donde ayudó en la fundación de la Universidad, quizá su fundación más célebre. En todas las ciudades por donde pasaba, Juan de Ávila procuraba dejar la fundación de algún colegio o centro de estudios para sacerdotes: tres colegios mayores o universidades y once colegios. Mientras crecía su fama, se incrementaba el número de sus seguidores, y de los que recurrían a Él para discernimiento espiritual. 

Desde 1551 comenzó a sentirse enfermo. Las molestias de su enfermedad le obligaron a residir en Montilla hasta su muerte. Su retiro le dio la posibilidad de escribir con calma sus cartas y preparar mejor sus sermones y tratados. Las cartas de Juan de Ávila llegaban a todo rincón de España e incluso de Roma. De todas partes le pedían consejo obispos, personas de gobierno, sacerdotes y seminaristas, discípulos, conversos, personas humildes, enfermos, religiosos y religiosas. Estuvo relacionado con grandes Santos del Siglo de Oro español: Juan de Dios, Ignacio de Loyola, Francisco de Borja, Teresa de Jesús. Esta última le dio a examinar el libro de su vida.

El Apóstol de Andalucía, como fue conocido Juan de Ávila, murió en la madrugada del 10 de mayo de 1569 tras dieciocho años de constantes enfermedades. Santa Teresa, al enterarse de la muerte de Juan de Ávila, se puso a llorar con gran sentimiento y fatiga. Cuando le preguntaron por qué lloraba, respondió: “Lloro porque la Iglesia de Dios pierde pierde a una gran columna”. Fue beatificado el 4 de abril de 1894 por el Papa León XIII. Pío XII lo declaró Patrono del clero secular español el 2 de julio de 1946, y el papa Pablo VI lo canonizó el 31 de mayo de 1970.