Buscar
 

Santa Radegunda

Fiesta: 13 de Agosto    520- † 587

ació en Erfurt. Pertenecía a la Casa de Turingia. Esta chica era la hija del rey Berthairo de Turingia, muerto a manos de su propio hermano Hermenefrido. El mismo Hermenefrido, para verse libre de su otro hermano, llamó a los reyes francos en su ayuda. Y, en efecto, también Baderico, que así se llamaba, murió. Radegunda, niña aún, pasó a vivir, con sus hermanos, en casa del verdugo de su padre y de su tío. Pero los reyes francos se quejaron de no haber recibido lo que se les había prometido, y estalló la guerra. Los turingios fueron subyugados y Radegunda y sus hermanos llevados cautivos. Esto iba a cambiar por completo la vida de Radegunda.

Como rehén se quedó con uno de esos hermanos. Se llamaba Clotario, rey de Soissons. Clotario la envió a su "villa" de Athies. Allí recibió una sólida formación moral y una cierta cultura. Hasta que, hacia el año 536, Clotario, viudo después de la muerte de la reina Ingonda, decide contraer matrimonio con su cautiva. Ella se resiste, y hoy nos parece lógico.

Tenía que resultarle duro convivir con el dominador de su propia patria, mucho mayor en edad que ella, poco hecho a la idea de una monogamia estricta. La joven princesa escapó, pero fue encontrada y llevada con buena escolta a Soissons, donde se celebró el matrimonio.  Se ha pretendido que Radegunda consiguió guardar su virginidad después de casada. Ella entró en religión gracias a sus buenas amistades con algunos obispos.

Y sabiendo que la vida consiste en hacer buenas por los demás y para la posteridad, construyó un monasterio, el de Poitiers, bajo la regla de Cesáreo de Arlés. Era uno de sus sueños más grandes.

Así pasó treinta años de paz y de calma. Se le unieron más de doscientas chicas y señoras de la nobleza. Puso como abadesa a su mejor amiga Agnes. Ella prefirió hacer los trabajos más humildes. Murió en el año 587 en Vienne, cerca de Lyon.