Buscar
 

Santa Zita

Fiesta: 27 de Abril    1218 - † 1278

anta Zita, patrona de las sirvientas domésticas, nació en Lucca, Italia, en 1218, de una familia campesina pobre, pero muy piadosa. A los 12 años, a causa de la pobreza de la familia tuvo que emplearse de sirvienta en una familia rica. Para mantener a su familia, a los doce años de edad se hizo sirvienta de los Fatinelli, una familia rica de Lucca, y les sirvió el resto de su vida, por 48 años.

Desde pequeña demostró un gran amor para con todos, especialmente los pobres y abandonados. Esto no agradaba mucho a la familia Fatinelli. Pero el Señor intervino. En una ocasión, Zita fue a servir a un necesitado dejando momentáneamente su trabajo en la cocina. Otros sirvientes se lo dijeron a la familia Fatinelli, pero cuando ésta fue a la cocina a investigar encontró a ángeles haciendo su trabajo. Desde aquel día le permitieron más libertad para servir a los pobres. No por eso cesaron las burlas y los ataques de los otros sirvientes.

Santa Zita

Una vez que el hambre azotó la ciudad, Zita tenía la costumbre de repartir todo lo suyo, incluso su comida, con los pobres. Pero la necesidad era muy grande, por lo que repartió la despensa de granos de la familia con los pobres. Cuando la familia fue a investigar encontró la despensa repleta. Fueron muchos los incidentes milagrosos de su vida. Cuando le quedaba un día libre, lo empleaba en visitar pobres, enfermos y presos, en ayudar a los condenados a muerte. Zita tenía particular devoción por los prisioneros condenados a muerte.

Falleció el 27 de abril de 1278, a los 60 años e inmediatamente su culto se propagó especialmente en Palermo, Sicilia, otras partes de Italia e Inglaterra. Muchos devotos veneran su cuerpo en la capilla de Santa Zita de la Iglesia de San Fredaino, en Lucca, Italia.

El Papa Pío XII la proclamó patrona de las sirvientas y por extensión de las empleadas del hogar. Y Ella sigue dándonos esta gran lección: que en un trabajo humilde se puede ganar una gran gloria para el cielo.